Alivia tus problemas digestivos con la fisioterapia

(fisioterapia digestiva) Esta aliada de la medicina menos conocida puede resultar muy útil a la hora de solucionar problemas como estreñimiento, cólicos, reflujo o gastritis.

\"\"

Normalmente asociamos la fisioterapia de manera exclusiva al tratamiento y la rehabilitación de lesiones musculares, de los huesos o de las articulaciones. Se trata de una de sus aplicaciones más extendidas, pero no es la única.

La fisioterapia también sirve para tratar eficazmente trastornos del aparato digestivo como el estreñimiento, cólicos, gases, reflujo gastroesofágico, dolores abdominales, incontinencias anales, gastritis, hernias de hiato, algias ano-rectales, hipertonías del esfínter esofágico, estreñimiento distal o disfagias. fisioterapia digestiva

\”La fisioterapia del aparato digestivo es una de sus especialidades menos conocidas y, sin embargo, nos ayuda bastante a sobrellevar éstas y otras alteraciones de nuestro aparato digestivo.

Este engloba órganos como el estómago, esófago, hígado, intestino grueso y delgado, páncreas, vesícula, colon… que tienen que colaborar y funcionar adecuadamente para llevar a cabo un buen proceso de digestión, aprovechando así todos los nutrientes\”, apuntan Silvia y Eva Carrasco, del Centro de Fisioterapia Munay en Madrid.

Beneficios que no debes dejar de disfrutar

\"\"

Entre sus beneficios destacan los de ayudar al paciente a mejorar las funciones motoras del intestino, estimular su circulación sanguínea y linfática, mejorar la evacuación del intestino en el estreñimiento, generar una correcta regulación somato-sensorial y el fortalecimiento

Herramienta vital en recién nacidos

\"\"

Asimismo, y esto quizá sí te suene un poco más, es una rama de la fisioterapia muy recomendada y practicada en los recién nacidos. Debido a la inmadurez de su intestino, la acumulación de gases, algún que otro problema de digestión o el conocido “cólico del lactante”, sufrido por tres de cada 10 lactantes, se generan molestias y dolor en el bebé. Estos problemas pueden ser resueltos sin mayor complicación gracias a esta vertiente de la disciplina.

En conclusión, la fisioterapia digestiva cumple un papel importante en bebés y adultos, a quienes les ayuda a afrontar problemas tan comunes como el estreñimiento ocasional o el estreñimiento crónico, ya que podrán encontrar solución en terapias fisioterápicas orientadas a ello.

Desde luego, una alimentación saludable, equilibrada, rica en fibra y una buena hidratación, junto con la práctica habitual y sostenida de sesiones deportivas, jugarán un papel muy importante en la evolución de la patología.

Pero, sin lugar a dudas, tratamientos como los masajes abdominales, una reeducación de las maniobras evacuatorias o la normalización del tono de todas las estructuras del sistema intestinal y digestivo podrían ayudarte a solucionar de una vez por todas esas molestias tan incómodas.

¿Y tú? ¿Ya sabías todo lo que la fisioterapia digestiva podía hacer por tu salud?

1 comentario en “Alivia tus problemas digestivos con la fisioterapia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *